Ahora no Bernardo

Así como tú tienes ciertas características que te distinguen de los demás, los derechos reunidos en la Convención tienen sus propias características:

Son:

INTERDEPENDIENTES

Esto quiere decir que unos dependen de los otros. Por ejemplo, para que tu derecho a la salud se cumpla, también se debe cumplir tu derecho a una alimentación sana. También quiere decir que ningún derecho es más importante que otro. ¡Todos son importantes! Y si se violenta uno de nuestros derechos, en automático, se violentan los otros. Todos se relacionan con todos.

Son:

IRRENUNCIABLES

Quiere decir que por nada del mundo puedes renunciar a tenerlos. Te corresponden desde que naciste y estarán contigo siempre.

Son:

UNIVERSALES

Esto quiere decir que son para todas las niñas, niños y adolescentes sin excepción.

Son:

INDIVISIBLES

Nuestros derechos NO se pueden dividir.

Artículo 1

Soy Niña o Niño si tengo menos de 12 años y Adolescente si tengo de 13 a 17 años con 11 meses. Las personas que tenemos estas edades, estamos protegidos con la Convención de los Derechos del Niño.

Artículo 2

Todas las niñas, los niños y adolescentes tenemos todos los derechos reunidos en la Convención de los Derechos del niño. No importa de dónde seamos, ni de nuestro sexo, color de piel, ni qué lengua hablemos, ni la situación económica de nuestra familia, ni las creencias o religión que practiquen nuestra madre y padre, ni si padecemos alguna discapacidad.

El Estado debe protegernos de toda forma de discriminación.

Artículo 3

Cuando las autoridades o las personas adultas tomen medidas o decisiones respecto a niñas, niños y adolescentes, deben tener siempre en cuenta lo que es mejor para nosotras y nosotros.

Artículo 4

Los países aportarán el máximo de recursos de que dispongan y crearán leyes para que se cumplan todos nuestros derechos reunidos en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Artículo 5

Nuestros padres y madres, así como nuestros familiares, tienen el derecho y la obligación de orientarnos apropiadamente de acuerdo a nuestras capacidades para ayudarnos a ejercer nuestros derechos.

Artículo 6

Todas las niñas, niños y adolescentes tenemos derecho a vivir. Los gobiernos deben hacer todo lo necesario para asegurar nuestra supervivencia y desarrollo.

Artículo 7

Cuando nacemos tenemos derechos a ser inscritos en un registro civil y a recibir un nombre y una nacionalidad, a conocer a nuestra mamá y papá y a ser cuidados por éstos.

Artículo 8

Las autoridades tiene la obligación de proteger nuestra identidad, nadie puede quitarnos nuestro nombre, nacionalidad y relaciones familiares.

Artículo 9

Nadie puede separarnos de nuestros padres, a menos que sea por nuestro propio bien. Si ellos deciden separarse y vivir en casas distintas, tenemos derechos a seguir viendo a los dos.

Artículo 10

Si, por cualquier circunstancia, vives en México y tu papá y mamá en otro país, tienes derecho a entrar en el país en el que estén tus padres y reunirte con ellos, o a que tu mamá y papá se reúnan contigo.

Artículo 11

Las autoridades deben evitar que las niñas, niños y adolescentes sean trasladados de forma ilegal a otro país o que seas retenido ilegalmente. Nadie, ni nuestro padre o madre pueden llevarnos o retenernos en el extranjero de manera ilegal.

Artículo 12

Tenemos derecho a expresar nuestra opinión libremente y a que ésta se tenga en cuenta cuando as personas adultas vayan a tomar una decisión que nos afecte.

Artículo 13

Las niñas, niños y adolescentes tenemos derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo, siempre y cuando no afectemos los derechos de otras personas.

Artículo 14

El Estado debe respetar nuestro derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión.

Artículo 15

Teneos tenemos derecho a reunirnos libremente, en forma pacífica y a formar agrupaciones con otras niñas, niños y adolescentes, siempre que estas actividades no vayan en contra de los derechos de otras personas.

Artículo 16

Todas las personas deben respetar nuestra vida privada, a nuestra familia, domicilio o correspondencia y no perjudicar nuestra imagen o reputación.

Artículo 17

Niñas, niños y adolescentes tenemos derecho a recibir información a través de libros, periódicos, la radio, la televisión e internet. En especial la información que sea importante para nuestro bienestar y desarrollo. Las personas adultas deben cuidar que la información sea adecuada.

Artículo 18

Nuestra mamá y papá son los responsables de nuestra educación y desarrollo. El Estado debe apoyarlos cuando sea necesario.

Artículo 19

El Estado debe protegernos contra toda forma de maltrato, abusos y explotaciones; de tipo físico, mental o sexual, ya sea que provengan de nuestro papá, mamá o cualquier otra persona.

Artículo 20

Si no vivimos con nuestra familia, las autoridades y cuidados especiales teniendo en cuenta nuestro origen cultural o étnico.

Artículo 21

Si una familia quiere adoptarnos debe tenerse en cuenta, por encima de todo, nuestro bienestar. Nuestros parientes más cercanos deben estar de acuerdo y tiene que autorizarlo un juez.

Artículo 22

Si en alguna ocasión te obligan a salir de tu país por una guerra u otra causa y te refugias en otro, e país al que llegues debe acogerte y brindarte protección.

Artículo 23

Las niñas y niños con discapacidad tenemos derecho a disfrutar de cuidados y atenciones especiales, a recibir educación y capacitación adecuada que nos permita participar plena y dignamente en la sociedad.

Artículo 24

Tenemos derecho a recibir alimentación adecuada, a tomar agua potable y a acceder a los servicios de salud. Además, las autoridades deben prohibir las prácticas que perjudiquen nuestra salud.

Artículo 25

Si estás internado o internada en una casa-hogar o en el hospital, tienes derecho a que se revise periódicamente tu situación para comprobar que el internamiento sea apropiado y no se prolongue más de lo debido.

Artículo 26

Todas las niñas, niños y adolescentes tenemos derecho a beneficiarnos de la seguridad social.

Artículo 27

Nuestro padre y nuestra madre tienen la responsabilidad de ofrecernos un nivel de vida adecuado que nos permita un desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social, pero si ellos no pueden hacerlo, el Estado debe ayudarlos.

Artículo 28

Tenemos derecho a la educación. En nuestro país la educación básica es gratuita y obligatoria. En la escuela no deben imponernos ningún tipo de castigo.

Artículo 29

La educación que recibimos debe desarrollarse al máximo nuestra personalidad, aptitudes y capacidades mentales y físicas.

Nos deben prepara para una vida adulta activa y enseñarnos a respetar.

Artículo 30

Las niñas y niños que pertenecemos a un grupo indígena o religioso tenemos derecho a vivir nuestra propia cultura, a participar en nuestra religión y a hablar nuestra propia lengua.

Artículo 31

Todas las niñas y los niños tenemos derecho al descanso, a la diversión, al juego y a la participación en actividades culturales y artísticas.

Artículo 32

Nadie puede obligarnos a hacer trabajos que afecten nuestra salud, educación o desarrollo. El Estado debe fijar la edad a la que se puede empezar a trabajar, así como los horarios y las condiciones laborales.

En México, a partir de Junio del 2014, ningún niño, niña o adolescente puede trabajar si tiene menos de 15 años.

Artículo 33

Las autoridades deben protegernos del uso de drogas e impedir que otras personas nos utilicen para vender o producir esas sustancias.

Artículo 34

Las autoridades deben protegernos de la explotación y los abusos sexuales, incluidos la prostitución y la participación en espectáculos o materiales pornográficos.

Artículo 35

Nadie puede secuestrar, comprar o vender a un niño o niña.

El Estado debe hacer lo necesario para impedirlo.

Artículo 36

Tenemos derecho a estar protegidos contra cualquier forma de explotación que sea perjudicial para nuestro bienestar.

Artículo 37

Ningún niño, niña o adolescente debe ser sometido a torturas, castigos inhumanos o pena de muerte. Si desobedecemos a la ley, tenemos derecho a recibir ayuda legal adecuada y a comunicarnos con nuestra familia.

Articulo 38

Las niñas y los niños no debemos ser reclutados como soldados ni participar en combates, en caso de conflictos debemos recibir cuidados y protección especial.

Artículo 39

Si has sufrido malos tratos, explotación, abandono o has estado en una guerra, tienes derecho a recibir tratamiento para recuperarte física, social y psicológicamente.

Artículo 40

Si nos acusan de haber cometido un delito, tenemos derecho a un abogado para que nos defienda. Además deben respetarse todos nuestros derechos fundamentales y no debemos ser juzgados como adultos.

Artículo 41

Si en nuestro país hay leyes que nos protejan mejor que la Convención, tenemos derecho a disfrutar de esa leyes.

Artículo 42

Niñas, Niños y Adolescentes tenemos derecho a conocer los derechos contenidos en la Convención de los derechos del Niño y los gobiernos tienen la obligación de difundirla y darla a conocer a toda la sociedad para que la conozcan.

Artículo 43 al 45

Para examinar el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño por parte de los países firmantes, se establece el Comité de los Derechos del Niño. En estos artículos se recoge el funcionamiento del Comité de los Derechos del Niño, conformado por 18 expertos de diferentes países que analizan los informes presentados por los Estados sobre los progresos y las medidas tomadas para el cumplimiento de la CDN.

Artículos 46 al 54

Explican cómo los Gobiernos y organizaciones internacionales deben colaborar para que se cumplan los anteriores derechos. En ellos no se reflejan más derechos, por eso no aparecen en esta emisión resumida.